Can Punxa

Cocina de mercado donde lo primordial es la calidad del producto y su sabor

Can Punxa se encuentra situado en una masía de finales del siglo XIX que fue reformada  con muy buen gusto en 1997, reforma que supo guardar muy bien la personalidad y el encanto tradicional del lugar, al mismo tiempo que añadió pequeños toques de modernidad.

Este restaurante se dedica principalmente a la cocina de mercado, sencilla y tradicional, convirtiendo en absolutos protagonistas a la calidad de los productos y a su sabor. En su apetitosa carta destacan las ensaladas, los embutidos, las carnes a la brasa, pero también platos más concretos como las manitas de cerdo a la brasa y el magret de pato. Hay que hacer mención también a su carta de postres, que tiene una excelente oferta de helados artesanos.

Can Punxa es, además, el sitio ideal para todo tipo de comidas, puesto que puede acoger desde celebraciones multitudinarias hasta comidas íntimas. Es interesante decir que dispone de 2 menús diferentes para grupos (hay que reservar con 24 h de antelación) y que sus espacios principales son un comedor común, un comedor privado y una terraza, ideal para hacer comidas al aire libre. Además, aquellos a los que les guste romper la rutina entre semana, les gustará saber que Can Punxa abre cada noche, excepto los domingos.