Can Selvatà

Sabiduría, experiencia e ingredientes de la mejor calidad; la combinación perfecta

Can Selvatà es un restaurante con una particularidad: su chef lleva interesándose por la cocina desde que tenía once años. Tanto tiempo tras los fogones le ha permitido desarrollar la gran cantidad de recetas que ha ido recopilando, así como los pequeños secretos para prepararlas que su familia se ha ido pasando de generación en generación. La cocina de este restaurante se puede describir como una mezcla perfecta entre experiencia y alimentos de primera calidad que satisfarán hasta los clientes más exigentes.

Can Selvatà se especializa en carnes a la brasa, por lo que ésta es el elemento predominante. Aun así, aquellos a quienes os guste el pescado y el marisco no tenéis que preocuparos porque estos dos ingredientes también tienen su espacio en la carta. El restaurante propone un menú del día durante toda la semana y, además, los fines de semana prepara platos nuevos, resultado de la modernización de alguna receta tradicional catalana y que siempre dejan a los clientes con ganas de más. Asimismo, también dispone de menús especiales para cualquier tipo de celebración, así como de menús para empresas, que pueden gozar de ventajas y condiciones muy interesantes.

Cada año a partir del mes de mayo Can Selvatà abre su terraza, por lo que a la hora de comer sus clientes pueden escoger entre sus amplios y luminosos comedores o este espacio abierto y fresco. Cabe decir también que la cuestión del aparcamiento nunca supone un problema debido al gran espacio que tiene disponible para ello.

Es interesante saber también que si os desplazáis hasta Can Selvatà, antes o después de la comida podéis acercaros a ver interesantes lugares históricos y naturales de Cataluña como el monasterio de Sant Esteve, fundado el año 812, el lago de Banyoles y el poblado neolítico de la Draga, el cual tiene más de 7000 años de antigüedad.