Cúrcuma

Comer bien sin pagar una barbaridad

«Buena cocina para compartir». El eslogan del Cúrcuma dice bastante acerca de este encantador restaurante situado en el corazón del Barri Vell de Gerona. Un emplazamiento histórico para un lugar con mucha historia, y es que Laura, la cocinera y fundadora del restaurante, convirtió el edificio que antaño fue un horno de pan y posteriormente un casal independentista en el restaurante predilecto de muchos gerundenses. Se trata de un lugar sencillo, desacomplejado y con clase que ofrece cocina de calidad, hecha con productos locales y a unos precios que lo hacen accesible a todo tipo de bolsillos.

Además de tener un equipo humano formidable y muy atento, es un sitio activo que no deja de sorprender, puesto que periódicamente organiza eventos variados como noches de sushi o ciclos de cenas con invitados especiales. Asimismo, también ha realizado alguna colaboración con la Escuela de Hostelería del Alt Empordà y ha acogido alguna exposición de arte.